CINCO RECETAS CON KIMCHI
9 noviembre, 2020
SCHIAFFONI ALLA SICILIANA
16 noviembre, 2020

CUSCÚS PILAF CON VERDURAS

En mi viaje hace años a Estambul me enamoré de las recetas preparadas al estilo pilaf. Si bien es conocida la versión con arroz en Turquía, ya sea en los restaurantes o en las casas, también lo preparan con bulgur o cuscús. Por esta experiencia y por el delicioso cuscús integral eco de Biocop que tengo siempre en casa, hoy he querido actualizar el blog con esta receta que además es apta para veganos. 

El pilaf es un básico de la cocina de India y Oriente Medio y más concretamente en Turquía puede ser tanto una guarnición como un plato principal donde es normal que te lo sirvan con carne (sobre todo cordero o pollo), verduras o frutos secos y lo cocinen en un caldo sabroso. Si se trata de un único plato, lo acompañan de un plato de ensalada y de salsa de yogur, tan consumida allá. 

Muchos turcos creen que la mejor parte del pilaf es el “tahdig”, lo que aquí conocemos como socarrat en la paella y recuerdo que en más de un sitio me preguntaron si quería mi pilaf con tahdig

Lo cierto es que tahdig o no, el pilaf es una preparación que gusta a muchos por su sabor y por lo rápido que resulta prepararlo. 

 

INGREDIENTES para dos personas

160 gr cuscus integral de Biocop

400 ml caldo de verduras Biocop

60 gr judías verdes redondas

3 cdas AOVE 

Media cebolla blanca

Un diente de ajo

Media granada

Cilantro fresco

Un puñado grande de avellanas

Sal y pimienta al gusto

Opcional: 2 cdas comino

 

PREPARACIÓN

Pica muy fino el ajo y la cebolla. Calienta un poco de aceite de oliva virgen extra en una cazuela a fuego medio y rehógalos hasta que la cebolla quede traslúcida. A continuación añade el cuscus y el comino, remueve un par de minutos y luego echa el caldo de verduras de manera que cubra el cuscus. Salpimienta, coloca la tapa y deja que se haga durante unos 7 minutos a fuego medio-bajo.

Mientras tanto desgrana la granada y retira hojas de los tallos del cilantro. Por último, lava las judías, córtalas en trozos pequeños y cuécelas unos 5 minutos en un cazo con un poco de sal. Rompe la cocción pasándolas a un cuenco frío con agua muy fría. Retira, seca y reserva. 

Una vez que el agua de la cazuela del cuscus se haya absorbido, añade la granada, las judías y las avellanas y mezcla bien. Sirve y añade el cilantro por encima con un chorrito de aceite de oliva. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *