UN AÑO DE BLOG CON UN SAGANAKI DE MARISCO
1 agosto, 2018

Como os comentaba en el post anterior sobre Bali, después de nuestra estancia en Ubud nos fuimos a Nusa Lembongan. Hay tres grupos de islas que pertenecen al país y a las que son fáciles de llegar en barco: las Nusas (Lembongan, Ceningan y Penida), las Gili y Lombok.

Como nuestra idea era irnos a la isla menos turística posible, escogimos Nusa Lembongan y llegar allí fue de lo más curioso. Contratamos el servicio de transporte directamente con el hotel de la isla, visto que el precio era igual que si lo hacíamos todo por separado. Así que en cuanto nos recogieron en Ubud, y después de algo más de una hora de viaje, llegamos a Sanur, de donde salen los barcos para llegar a la isla.

Ellos lo llaman puerto pero en realidad no es nada más ni nada menos que una playa, donde para embarcar tienes que quitarte los zapatos porque no está permitido ir calzado a bordo. Así que consejo número uno: lleva chanclas porque al llegar a la orilla después de atravesar el arenal, tienes que dejarlas en unas cestas y mejor que sea algo que luego puedas lavar fácilmente.

El trayecto duró una media hora porque lo hicimos en “fast boat” y al llegar allí, una vez más el desembarque es en otra playa, así que consejo número dos: lleva vestido o pantalones cortos porque cuando te subes y te bajas del barco lo haces en el agua.

Una vez allí nos llevaron al hotel al que llegamos enseguida ya que Lembongan es una isla pequeña. La principal actividad es la producción de algas y después el turismo. Durante nuestra estancia alquilamos una moto (85000 rupias, unos 4 euros) para lo que necesitarás teóricamente llevarte el carnet internacional de moto desde España, aunque al final ni lo tuvimos que enseñar.

¿Qué hacer en Nusa Lembongan?

1. Recorre la isla y “piérdete” en ella mientras vas por las estrechas carreteras en moto. Por el camino encontrarás vistas de todo tipo: desde playas preciosas en la lejanía a chabolas rodeadas de matorrales.

2.Visita Devil’s Tear, la lágrima del diablo. Es un acantilado donde las olas rompen con tanta fuerza que generan “explosiones” y una llovizna, de ahí el nombre que recibe. Ten mucho cuidado cuando vayas porque el terreno es resbaladizo.

3.Playa de Jungutbatu. La más bonita en mi opinión por estar bastante desierta, ser larga y disponer de varios bares informales a lo largo de la misma. Aquí además disfrutamos como enanos en los columpios hechos de madera. La puesta de sol desde este punto de la isla es preciosa y tiene vistas al volcán Agung en Bali.

4.Dirígete a Nusa Ceningan. Llegar es muy fácil a través de su característico puente de color amarillo que puedes cruzar únicamente a pie o en moto. Una vez atravesado recorre la isla y disfruta de algunos de sus “beach clubs” con vistas maravillosas al mar.

5.Relájate en Dream Beach. Así como suena es totalmente una playa de ensueño. Es pequeña pero cuenta con un hotel con piscina infinity y un restaurante donde comer. Perfecta para pasar allí unas horas o todo el día.

6.Haz snorkel o apúntate a un curso de buceo. Aquí las posibilidades son tantas como empresas locales que ofrecen salidas a diferentes puntos de la isla. Las vistas del fondo marino son espectaculares y la isla es famosa por contar con estatuas de Buda solo visibles bajo el mar.

7.¡Date un masaje! Lo sé, os vuelvo a sugerir lo mismo que en Ubud pero en esta entrada os recomiendo ir a Organic Spa. Después de todos los masajes que nos dimos en nuestras dos semanas en Indonesia, este fue sin duda el mejor. Tanto que decidimos repetir. ¡Las mujeres que trabajan ahí usan una técnica fuera de este mundo!

 

No lo dudes, si vas hasta Indonesia, ¡no dejes esta isla fuera de tu ruta!

 

Fotografía: Carlota Fariña

Más en Instagram: #lotainbali

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa cookies para mejorar la experiencia del usuario, ¿Aceptas el uso de cookies por parte de cuoredipane.com? más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar