TORTELLI DE CALABAZA PARA ESTE OTOÑO
14 octubre, 2018
RISOTTO DE CALABAZA CON MANTEQUILLA DE KERRYGOLD
1 noviembre, 2018

TARTA DE MANZANA AMERICANA CON CANELA ECOLÓGICA DE ORBALLO

El pasado marzo asistí como invitada a la feria BioCultura que tuvo lugar en mi ciudad durante los días 2, 3 y 4. Ésto me dio la opción de poder conocer de primera mano nuevas compañías de dicho sector en España, entre las cuales Orballo Eco.

A unos 30 km del centro de A Coruña, se encuentra Paderne, que es precisamente en donde esta empresa empezó a desarrollar su actividad en el año 2012. A día de hoy producen tés, infusiones, arroces y especias que podéis comprar en diferentes puntos de la geografía española y en Amazon.

La semana pasada me enviaron un paquete sorpresa, el cual os enseñé en mis redes sociales. Dentro venían infusiones, dos tipos de arroces, uno de ortiga y otro de boletus y tres especias: orégano, pimienta y canela. Como ya tenía ganas de preparar la receta que os traigo hoy, me pareció la excusa perfecta para ponerme manos a la obra con la canela, una de las grandes protagonistas en la tradicional tarta de manzana americana, o también conocida como American apple pie.

Ésta concretamente la preparé por primera vez en julio de 2016 cuando me apunté durante todo un mes a un curso en inglés de repostería americana con una profesora de New Jersey.

Esta tarta de manzana es la que hicimos el primer día y me gustó tanto que desde entonces la guardo en casa como paño en oro, con todos los trucos y consejos que nos dio ese día. Cada otoño, rescato la receta de mis apuntes de aquel curso para prepararla.

 

INGREDIENTES para un molde de 23 cm de diámetro y 6 cm de alto

Para la masa

400 gr harina

260 gr mantequilla sin sal, fría y cortada en trozos de 2 cm

60 ml agua muy fría

35 gr azúcar blanco

1 cdta. sal

 

Para el relleno

1’3 kg manzanas Granny Smith (unas 6-7), cortadas en cubitos o en rodajas finas, como prefieras

55 gr azúcar moreno

50 gr azúcar blanco

28 gr mantequilla sin sal

1 cdta. canela

1 cdta. nuez moscada

¼ cdta. sal

El zumo de un limón

 

PREPARACIÓN

Empieza por preparar el relleno. En un bol grande mezcla las manzanas ya peladas y cortadas con los dos tipos de azúcar, el zumo de limón, la canela, la nuez moscada y la sal. Mezcla con las manos y deja reposar a temperatura ambiente durante tres horas. Mi consejo es que le des ese tiempo para tener una apple pie más sabrosa.

Mientras tanto vamos a preparar la masa. En un robot de cocina (o en una superficie lisa) trabaja la harina, la sal, el azúcar y la mantequilla hasta que todo quede perfectamente mezclado. Añade el agua fría y combina durante 30 segundos más. Haz una bola con la masa y envuélvela con papel film. Deja reposar en la nevera al menos 1 hora.

Pasado el tiempo de reposo de las manzanas, coge un bol grande, apoya un colador y vuelca el contenido del primer bol donde está la fruta. Deja que suelten el líquido durante al menos 15 minutos o hasta que obtengas unos 60 ml de jugo. En un cazo pequeño calienta a temperatura baja el jugo obtenido con los 28 gramos de mantequilla. Cuando ésta se haya completamente derretido, reserva y deja enfríar.

Ahora seguimos con la masa y para ello retírale el papel film, divídela en dos y coloca una de las mitades en el medio de dos hojas de papel de horno. Es tan mantequillosa que los vas a necesitar para estirarla. Con un rodillo crea dos discos de 30 cm de diámetro. La primera colócala en una fuente de horno de cerámica previamente mantequillada y enharinada. Haz que la masa suba hasta la mitad de la altura del molde (en este caso recuerda que hemos elegido uno de 6 cm de alto). Recorta con un cuchillo lo que sobre, si es necesario.

Introduce las manzanas y distribúyelas de manera uniforme. Coloca unos trozos extra en el centro para que esta parte quede más elevada. Vierte el líquido que hemos calentado en el cazo y luego cubre con la segunda parte de la masa, presionando levemente con los pulgares. Si sobra masa recorta y crea el diseño que más te guste en los bordes. Luego realiza una pequeña cruz en el centro.

Hornea a 180 grados durante 45 minutos o hasta que se haya dorado la parte de arriba en horno precalentado, ventilado y en la parte más baja. A mitad de cocción abre el horno y cubre con papel de aluminio para evitar que se quemen los bordes.

 

Buon appetito!

 

Fotografía y Estilismo: Carlota Fariña

Más en Instagram: @carlotafarina

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Todavía no te has suscrito?

Suscríbete para recibir las últimas recetas